martes, 6 de julio de 2010

Santiago en 100 palabras

En seguida entré. No sentí a nadie cerca de mí : supuse que no estaba muy lleno. Me preparé desde el sonido de las puertas para afirmarme bien .Trato de aprenderme desde hace un año las estaciones de memoria pero es bastante difícil. Estoy asustada. ¿Me pasé de estación? Siento olor a Universidad Católica. Tengo dudas. Pregunto bien fuerte: ¿En qué estación estamos? Y se demoran en contestarme, pero lo hacen, tímidos. Yo digo gracias, contenta. Siento el olor correcto. Sé que estoy en Baquedano, que hace calor, pero no sé qué es esa agua que me llega en la cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada